Saltear al contenido principal
Etiopia Guji Wolichu Wacho. Bolsa De 250gr

En Etiopía, las estaciones de lavado de café juegan un papel fundamental en la sociedad y en la organización de las cooperativas de café. Las principales se establecieron entre 1980 y 1990 y no solo son el punto de reunión de los campesinos y sus familias, sino que son el motor económico de las regiones caficultoras. La estación de lavado Wolichu Wachu fue construida en 2017 por la cooperativa Harso Haru Mude. El hecho de haberse construido recientemente le ha permitido beneficiarse de la experiencia acumulada durante más de 30 años en otras estaciones de lavado.

Su ubicación a lo largo de un plano inclinado natural no es fruto de la casualidad. La estación se diseñó para que cada paso del proceso de lavado tuviera lugar en sucesión descendente, desde lo alto de una colina donde se reciben las cerezas recién recolectadas, hasta llegar abajo a un campo espacioso y bien organizado con luz solar garantizada donde secar finalmente los granos de café. Este diseño ha permitido a la estación poder operar sin la necesidad de bombas de agua, solo haciendo uso de la gravedad para trasladar el café durante todos los pasos del proceso.

Las cerezas son despulpadas y clasificadas por densidad. Las más densas, y por tanto las de mejor calidad, son fermentadas en tanques húmedos entre 36 y 72 horas (con hasta 3 cambios de agua durante la fermentación).

El pergamino aún húmedo es trasladado hasta la zona de secado. El primer día los granos descansan sobre mesas secas donde se inspeccionan para detectar aquellos con defectos. Al día siguiente, se trasladan a camas elevadas donde se secarán al sol durante unos 12 días, durante los cuales los empleados de la estación giran los granos regularmente para obtener un secado homogéneo.

Una vez secos, los granos verdes se depositan en los almacenes de la cooperativa donde se preparan para su transporte.

Este café posee todas las características de un Etiopía Guji Lavado: Acidez intensa, toques florales muy presentes, dulzor y complejidad. Lo que nos ha llamado la atención de este café ha sido su acidez málica con notas a manzana verde (a la piel de la manzana), y su mantecosidad. Una untuosidad que hace que además de una textura sedosa y suave, puedas disfrutar del café durante mucho mucho tiempo.

Es un café que recomendamos principalmente para métodos de filtro, donde despliega todas sus armas y hace que cada sorbo te muestre sabores y notas distintas. En espresso corres el riesgo de disparar las notas ácidas, por lo que te recomendaríamos un ratio más largo que aplacase un poco la intensidad de la acidez.

 

País Región Altitud Varietal Proceso
Etiopía Guji, Uraga 1.900 – 2.210m Variedades JARC autóctonas Lavado

 

 

Notas de cata Aromas cítricos. En taza, notas a manzana verde, jazmín y miel. Cuerpo ligero y sedoso, y acidez intensa. Postgusto prolongado y muy agradable.
Tostador Supracafé, tueste especial para Monkee Koffee en tostadora Loring.

 

Receta para espreso 19 gramos en seco. 48 gramos en taza. 30 segundos de extracción.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba